Personas, Tareas y Metas

Obtenemos la mayoría de nuestro aprendizaje de dos maneras: por modelos y por principios. En este curso, la autor Billie Davis analiza el liderato desde ambas perspectivas y observa los ejemplos de varios líderes escogidos por Dios. Los alumnos tienen la oportunidad de considerar estos estudios biográficos de la Biblia en un nuevo contexto empleando el tema del liderato. Se describen las teorías más avanzadas del liderato y el desarrollo humano, y se explica la aplicación de estas teorías en armonía con la fe y la práctica cristiana.

¿Cuáles son las características de un líder justo? ¿Cuál es el lugar del líder en el plan de Dios? En esta lección, estudiaremos a los líderes de la Biblia y aprenderemos del liderato en situaciones de la vida real.

En esta lección estudiaremos los principios de las relaciones humanas y descubriremos que para el buen liderato es muy importante cómo consideramos a los demás.

En esta lección examinaremos ejemplos bíblicos y principios del plan de Dios para el desarrollo y la permanencia de su Iglesia. Además, aprenderemos más respecto de nuestro crecimiento y desarrollo como líderes cristianos y cómo ayuda a la Iglesia este crecimiento.

En esta lección estudiaremos el ejemplo del liderato del rey David y cómo aplicar lo aprendido al liderato moderno. Además, aprenderemos cómo hacer bosquejos de planes y preparar hojas de trabajo apropiadas para proyectos específicos.

La narrativa bíblica de Josué muestra cómo los líderes se comunicaban con los demás. A través de su ejemplo, aprenderemos principios importantes de comunicación y aprenderemos a escuchar como un líder.

En esta lección, examinaremos los métodos del gran líder, Nehemías. Aprenderemos de él y de los estudiosos modernos cómo resolver problemas y tomar decisiones.

Debemos aprender a comprender la importancia y la naturaleza de los objetivos y metas. Debemos también aceptar la responsabilidad de lograrlos. El estudio bíblico de Ester ayudará en el aprendizaje de cómo aceptar la responsabilidad en el liderato.

Para ser un líder con propósito, debemos comprender el proceso de la iglesia y cómo éste contribuye para el logro de las metas que Dios nos ha dado.

La motivación es una clave del buen liderato; tanto para los líderes y los seguidores. Comprender lo que motiva a la gente es vital para ayudarles a lograr las metas que se han establecido.