Vida Abundante

 

Vida Abundante
Un carácter admirable no ocurre por accidente. El carácter cristiano se desarrolla a medida que el Espíritu Santo produce fruto en el creyente. El fruto del Espíritu que se cita en Gálatas 5:22 y 23, resulta de la morada del Espíritu Santo en nuestra vida. El autor Antonio Gilberto da Silva ofrece un estudio práctico de Gálatas 5 y otros pasajes relativos. Este curso enfatiza el desarrollo de buenas cualidades como amor, gozo, paz, paciencia, amabilidad, bondad, fidelidad, templanza y dominio propio, y sus beneficios en las relaciones y en el servicio cristiano.
 
Ver/Abrir Documento Completo
Ver/Abrir Documento de Introducción
 
Lección 1: El carácter cristiano: El fruto del Espíritu
En esta lección estudiará lo que la Biblia dice respecto del fruto del Espíritu, que es el carácter cristiano, y cómo se produce en su vida mediante el poder del Espíritu, para que pueda honrar a Dios.
 
Ver/Abrir Documento
 
Lección 2: Amor: El fruto por elección
En esta lección estudiará el significado del amor como fruto del Espíritu, y cómo este se manifiesta en la vida del creyente. Usted puede amar de la misma manera que Cristo amó, ¡a medida que el fruto del amor se desarrolla en usted!
 
Ver/Abrir Documento
 
Lección 3: Gozo: El fruto de gracia
En esta lección descubrirá que el fruto del gozo espiritual se desarrolla en nosotros por el Espíritu Santo a medida que reconocemos nuestra posición en Cristo; al considerar los actos de poder y milagros de Dios a través de nosotros y en nuestro entorno; y mientras anticipamos un futuro glorioso con Él en la Eternidad.
 
Ver/Abrir Documento
 
Lección 4: El fruto de confianza
En esta lección examinará la fuente de nuestra paz, que se produce en nosotros por el Espíritu Santo. Usted descubrirá que es posible tener paz y serenidad en medio de las más violentas tormentas de la vida. El amor de Dios trae paz perfecta a los que ponen su confianza en Él.
 
Ver/Abrir Documento
 
Lección 5: Paciencia: El fruto de la perseverancia
Esta lección lo ayudará a notar la importancia de la paciencia, y le mostrará maneras de cómo usted puede cooperar con el Espíritu Santo a medida que Él produce este fruto en usted. La paciencia es el fruto de la perseverancia, mantenerse firme en la fe, continuar cuando ya nada pueda hacer sino, ¡esperar en el Señor!
 
Ver/Abrir Documento
 
Lección 6: Amabilidad y bondad: el fruto gemelo
Por lo general pensamos de la amabilidad como una expresión de amor de una persona a otra, y de la bondad como una cualidad de estar puro. En esta lección notará que el uso bíblico de estas palabras es de alguna manera diferente del término actual general, en que amabilidad y bondad incluye muchos aspectos de la expresión del amor. El Espíritu produce en nosotros amabilidad y bondad, para ayudarnos a ministrar al mundo con el amor de Jesús.
 
Ver/Abrir Documento
 
Lección 7: Fidelidad: El fruto de creer
En esta lección aprenderá que hay diferentes aspectos de la fe, y uno de estos es la fidelidad como fruto del Espíritu. Su fe se prueba por su fidelidad. Se basa en la creencia en Dios y en una profunda, permanente confianza que lo sostendrá en cada circunstancia de la vida. Se demuestra por la confianza y vida cristiana consistente. Esta lección le ayudará a examinar su fidelidad al reino de Dios y le animará para permitir al Espíritu Santo a producir más este fruto en usted.
 
Ver/Abrir Documento
 
Lección 8: Gentileza: El fruto de la sumisión
Esta lección le ayudará a comprender la importancia de la gentileza como el fruto del Espíritu. Como oveja fiel, que pueda seguir donde su Maestro le guíe.
 
Ver/Abrir Documento
 
Lección 9: Dominio Propio: El fruto de la disciplina
En esta lección consideraremos el último de los nueve componentes del fruto del Espíritu: dominio propio. Este es el fruto de la disciplina. La persona que permite al Espíritu Santo conformarse a la imagen de Jesús desarrollará dominio propio en cada área de su vida.
 
Ver/Abrir Documento
 
Lección 10: Llevar fruto: Contra tales no hay ley
En esta lección final examinaremos los nueve componentes del fruto del Espíritu y consideraremos la relación entre la ley del Antiguo Testamento, la libertad cristiana, y el fruto del Espíritu. Hay leyes contra muchas cosas, pero no hay ley contra el llevar fruto, o ser semejantes a Cristo, de modo que pueda ser como un pámpano saludable que lleva mucho fruto.
 
Ver/Abrir Documento
 
Glosario
 
Ver/Abrir Documento
 
Respuestas a los autoexámenes
 
Ver/Abrir Documento
 
Informe del Alumno
 
Ver/Abrir Documento
 
Hojas de Respuestas
 
Ver/Abrir Documento