Lo que hacen las iglesias

 

Introducción del curso
 
Ver/Abrir Documento de Introducción
Ver/Abrir Documento Completo
 
Lección 1: Las iglesias adoran a Dios
Todo lo que hace la iglesia apunta por lo menos en una de tres direcciones: hacia arriba, hacia Dios en adoración; hacia adentro, hacia su propio crecimiento; o hacia afuera, hacia el mundo para compartir las buenas nuevas. En ésta lección estudiará las diversas formas de adoración.
 
Ver/Abrir Documento
 
Lección 2: Las iglesias se someten al Espíritu Santo
La obra del Espíritu Santo en las iglesias es como ¡la belleza de la primavera!, Él reaviva con vida nueva y resplandor a las congregaciones de personas que se someten a Su obra. Los inconversos llegan a nacer espiritualmente "del Espíritu" (Juan 3:6).
 
Ver/Abrir Documento
 
Lección 3: Las iglesias predican la Palabra
No hay sustituto para la predicación de la Palabra de Dios. Su mensaje debe ser dado tanto a los creyentes en la iglesia como a los inconversos fuera de ésta. Las opiniones y creencias de todos los hombres deben ser corregidas y juzgadas por sus enseñanzas.

En esta lección aprenderá usted acerca del mensaje que es predicado. También descubrirá por qué se predica éste mensaje y los efectos que produce sobre la vida de quienes responden en forma positiva.
 
Ver/Abrir Documento
 
Lección 4: Las iglesias enseñan la verdad
La Biblia es un libro maravilloso, un volumen de 66 libros que fueron escritos en un período de 1600 años. La versión Reina-Valera 1960 de la Biblia contiene 1160 páginas en algunas ediciones, lo cual significa muchas horas de lectura.

Las iglesias están encargadas de la tarea de enseñar las grandes verdades de este gran libro. Se ha escrito más acerca de la Biblia que sobre cualquier otro libro. Aparentemente es interminable. Sus verdades son inagotables no pueden ser usadas o consumidas totalmente.
 
Ver/Abrir Documento
 
Lección 5: Las iglesias bautizan a los creyentes
Algunas iglesias cristianas lo enfatizan al punto que lo hacen indispensable para la Salvación del alma. Si bien es cierto que es una de las ordenanzas que Cristo habló, las Escrituras lo enseñan como un pacto y no como un substituto a la fe y a la santificación en la vida cristiana. El bautismo en agua en sí mismo no tiene poder para salvar el alma. En ésta lección usted estudiará el propósito del bautismo, las formas de bautismo, y lo que las Escrituras enseñan.
 
Ver/Abrir Documento
 
Lección 6: Las iglesias conmemoran la muerte del Señor
En esta lección usted estudiará: La Cena del Señor - una ilustración, el pan y la copa y formas y propósitos de la Santa Cena.

Esta lección le ayudará a: Explicar el símbolo del pan y de la copa utilizados en la comunión, a reconocer el significado y el propósito de la Santa Cena y a participar de la comunión con una apreciación completa de su significado.
 
Ver/Abrir Documento
 
Lección 7: Las iglesias proveen compañerismo
Dios ha designado la comunión para que podamos ser de ayuda, fortaleza y alegría unos para con otros. Esta es una de las funciones importantes de la iglesia local.

En esta lección usted estudiará: La comunión en la iglesia local y la comunión entre las iglesias.
 
Ver/Abrir Documento
 
Lección 8: Las iglesias hacen celebraciones
La libertad que tenemos en Cristo nos permite conservar un hermoso balance entre lo celestial y todo lo terrenal que Dios nos ha proporcionado para nuestro bien. En esta lección usted estudiará: Las ceremonias de la iglesia, las fiestas de la iglesia y el ritual y la forma espontánea de adoración.
 
Ver/Abrir Documento
 
Lección 9: Las iglesias crecen
Salmos 1:3 compara a quienes obedecen al Señor con árboles que crecen junto a arroyos de agua y que dan fruto a su tiempo. Cristo ha establecido la iglesia en el mundo para satisfacer una necesidad y no sólo para ser admirada por su magnificencia. Debe ser como un árbol cuyas raíces son firmes y crecen hacia las profundidades buscando el agua de vida, ¡y cuyas ramas florecen y llevan frutos!
 
Ver/Abrir Documento
 
Lección 10: Las iglesias ministran a las personas
¡Las iglesias de hoy también pueden suplir las necesidades de las personas como lo hicieron las iglesias del Nuevo Testamento! La riqueza, la educación y el prestigio no son sustitutos para el poder de Dios. "Jesucristo es el mismo ayer, y hoy, y por los siglos" (Hebreos 13:8). ¡Que en el nombre del Señor podamos ministrar a las personas!
 
Ver/Abrir Documento
 
Informe del alumno
 
Ver/Abrir Documento
 
Hojas de Respuestas
 
Ver/Abrir Documento